El Belén de Morón Cofrade incorpora el Castillo a su paisaje de monumentos locales

El Belén de Morón Cofrade, obra de José Siles y Manuel Romero, incorpora este 2018 el Castillo de Morón a sus representaciones de monumentos locales. Se trata de una recreación de la fortaleza realizada en marquetería y basada en un dibujo de la fortaleza perteneciente a la colección Gestoso. Entre sus detalles, destaca la representación de la famosa puerta del Cordón.

El Castillo se une así a un paisaje de Navidad muy moronero, que ubica el Nacimiento del Hijo de Dios entre monumentos locales como la portada principal del Ayuntamiento de Morón, donde sucede la escena del empadronamiento del Niño de Jesús, o la Sierra de Montegil, que introduce el paisaje de las montañas. En los veinte metros cuadrados del Belén puede contemplarse una plaza con Gallo de Morón, los hornos tradicionales de cal y la iglesia de San Ignacio de Loyola.

Entre las novedades de 2018, el Belén ha incorporado la figura de San Fancisco de Asís, contemplando el portal, como homenaje al fundador de la orden franciscana y patrono universal del “belenismo”, pues fue él quien popularizó la tradición de representar el Nacimiento del Niño Jesús.

Obra totalmente artesana
El Nacimiento es una obra totalmente artesana realizada por José Siles Rodríguez y Manuel Romero. Los pasajes bíblicos del Nacimiento de Jesús se suceden en un escenario de casas de arquitectura andaluza, distribuidas en perspectivas de cercanía, medianía y lejanía.

En conjunto, cerca de medio millar de imágenes, algunas con más de medio siglo de antigüedad, que recrean diversas escenas y misterios como la anunciación del Ángel Gabriel a la Virgen, el sueño de San José, la anunciación a los pastores, buscando posada, la huida a Egipto o el empadronamiento, entre otras. El misterio del Nacimiento del Niño Jesús es obra en terracotta de Juan Miguel de la Rosa, con San José acunando al Hijo de Dios, una escena nada habitual.

Igualmente, el Belén representa numerosos oficios tradicionales andaluces y pasajes domésticos, muchos de ellas con movimientos mecánicos como la mujer mayor meciéndose o los niños columpiándose y efectos como el agua goteando en el tendedero, el humo de la olla del puchero o la niebla del río.

El Belén está abierto a la visita del en la calle Los Recoveros nº 19 (antigua calle Odón Navarro). Su horario es de lunes a sábado de 11:00 a 13:00 horas y de 17 a 20:00 horas.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *